Los dos organismos de control de la privacidad de Europa unieron sus voces este lunes para solicitar la prohibición del uso del reconocimiento facial en espacios públicos, yendo en contra del borrador de las reglas de la Unión Europea que permitirían que dicha tecnología se utilice por razones de seguridad pública.

La Comisión Europea propuso en abril normas sobre inteligencia artificial, incluida la prohibición de la mayor parte de la vigilancia, en un intento de fijar normas mundiales para una tecnología clave dominada por China y Estados Unidos.

La propuesta permite el uso de aplicaciones de IA de alto riesgo en ámbitos como la migración y la aplicación de la ley, aunque establece estrictas salvaguardias, con la amenaza de multas de hasta el 6% de la facturación global de una empresa en caso de infracción.

La propuesta debe negociarse con los países de la UE y los legisladores del bloque antes de convertirse en ley, reseñó Reuters.

Para leer más ingrese aquí