Por muy raro que parezca, en la actualidad se están realizando muchas inversiones en espacios que se encuentran en desarrollo como lo que hoy se conoce como metaverso.

En los últimos meses el mercado inmobiliario, particularmente el de The Sandbox (mundo virtual), ha sido testigo de cómo se incrementa su valor, al aumentar el número de personas que deciden comprar una propiedad en ese espacio virtual.

En estos espacios vacíos, se puede socializar, jugar y también asistir a conciertos, pero estas son apenas las actividades más populares. Por supuesto, son más las cosas que se pueden hacer en estos terrenos virtuales.

Los grandes inversores ven a futuro poder sacar provecho y dinero de manera virtual a las cosas que hoy en día se hacen de forma presencial.

Cuando se habla de una propiedad física, por ejemplo, está claro que sería un lugar para vivir, recibir familiares y amigos, hasta incluso para tener una mayor estabilidad. Algo similar sería en el metaverso pero de manera virtual, aunque con algunos paralelos que son: personalizar objetos digitales o invertir en amigos virtuales.

Las empresas que están gastando dinero en terrenos virtuales lo hacen comprando recintos alineados al rubro al que pertenecen. En el caso de Metaverso, esta adquirió terrenos en el recinto de moda de Decentralad con el fin de hacer eventos de moda.

Aunque esto pinta que todavía está muy lejano, lo cierto es que más temprano que tarde se tendrá el potencial suficiente para hacerlo.

Fuente: Fayerwayer