Con el objetivo de contribuir a la preservación del medioambiente, empresas de telefonía móvil se están dando a la tarea de diseñar modelos de smartphones con materiales biodegradables y accesorios reemplazables y de fácil reparación.