Y nos enteramos este miércoles de que un grupo de empresas chinas que son blanco de una prohibición impuesta por el pasado gobierno de Donald Trump, planean demandar a los EEUU, algunas de las empresas chinas prohibidas están en conversaciones con bufetes de abogados como Steptoe & Johnson y Hogan Lovells, para demandar por su prohibición de inversión, todo esto viene relacionado con la decisión de un juez federal que detiene la inclusión de Xiaomi en una lista estadounidense de presuntas empresas militares comunistas chinas que están sujetos a una prohibición de inversión.

La decisión de la administración Trump de poner en la lista negra a Xiaomi Corp, que eliminó $ 10 mil millones de su participación de mercado y envió sus acciones a una baja del 9,5 por ciento en enero, habría obligado a los inversores a deshacerse por completo de sus participaciones en la empresa.