Este martes nos enteramos que la empresa japonesa Balmuda conocida por ser comercializadora de tostadoras, quizó incursionar en la fábrica y venta de teléfonos inteligentes lo que ocasionó una caida en el precio de sus acciones, y la firma anunció seguidamente que detuvo las ventas de su teléfono con mala recepción.

El fundador y director ejecutivo de Balmuda Gen Terao, tuvo en principio la iniciativa de crear productos electrónicos inspirado en Stebs Jobs de Apple, sin embargo no tuvo aceptación y por el contrario fue blanco de burlas en las redes sociales.

Las acciones de Balmuda se dispararon cuando se dieron a conocer los planes de teléfonos inteligentes en mayo, en lo que se pretendía iniciar una nueva etapa de crecimiento para la empresa, sin embargo, desde entonces, las acciones han perdido la mitad de su valor.