Una empresa dirigida por el fundador del fabricante de automóviles chino Zhejiang Geely Holding anunció este lunes que buscará romper la uniformidad en la industria de los teléfonos inteligentes, ya que completó la compra de una participación mayoritaria en la marca de teléfonos móviles Meizu.

El acuerdo de Hubei Xingji Shidai Technology Co Ltd, que fue lanzado por el presidente de Geely, Eric Li, el año pasado como parte de un impulso del fabricante de automóviles hacia los teléfonos inteligentes premium, se reveló por primera vez al público en junio a través de un comunicado del regulador del mercado de China.

La compra lleva a Geely, una compañía automotriz china establecida conocida en el extranjero por ser propietaria de Volvo, un paso más cerca de ingresar al sector de hardware de consumo hipercompetitivo.

Xingji Technology completó la compra de una participación del 79,09 % en Meizu, informaron las empresas este lunes.

Meizu, una empresa china de electrónica de consumo con casi dos décadas de antigüedad, saltó a la fama a principios de la última década como un Android chino prometedor. Sin embargo, fue superado por sus rivales y ahora ocupa una cuota de mercado marginal.

Si bien Meizu permanecerá como una marca independiente, buscarán colaborar de cerca en áreas como el software, agregaron.

En una conferencia de prensa transmitida en vivo, Shen Ziyu, presidente de Meizu y vicepresidente de Xingji Technology, indicó que las empresas creían que podían atraer clientes con éxito al ofrecer productos diferenciados, particularmente en el nivel premium.

«Somos de la industria automotriz y las ventas generales de automóviles han disminuido, pero los vehículos de nueva energía están creciendo rápidamente», dijo Shen.

Respecto a los smartphones, «hay muy pocas opciones en la gama alta y hay muchas opciones en la gama baja, pero la homogeneización es muy grave», añade.

Las empresas también dijeron que Meizu se había diferenciado con FlymeOS, su personalización basada en Android de cosecha propia, y espera extender su software a una gama de dispositivos.

No revelaron los términos financieros del acuerdo.

Xingji Technology también dijo que actualmente está desarrollando una cartera de teléfonos inteligentes, dispositivos móviles y dispositivos portátiles inteligentes de próxima generación que utilizarán tecnologías de realidad extendida.

Reuters informó en septiembre que Xingji Technology tiene como objetivo lanzar su primer teléfono inteligente para 2023 y vender 3 millones de unidades en su primer año, citando un memorando interno.

Xingji Technology competirá con Huawei y Honor, que actualmente lidera el mercado, así como con Xiaomi Corp, Oppo, Vivo y Apple, que mantiene seguidores leales en China.

La incursión de Geely en el sector de los teléfonos inteligentes se produce cuando los consumidores chinos exigen más tecnologías inteligentes de sus automóviles, favoreciendo, por ejemplo, la capacidad de usar aplicaciones móviles desde el tablero del automóvil. También se produce cuando la industria de los teléfonos inteligentes lucha por crecer, tanto en China como a nivel mundial.

Los envíos de teléfonos inteligentes en todo el mundo en el primer trimestre de 2022 cayeron un 11 % interanual, mientras que los envíos en China cayeron un 17 % durante el mismo período, según la firma de investigación Canalys.

Fuente: Reuters