La firma rusa de blockchain Atomyze lanzó el primer token digital respaldado por el mineral paladio producido por Nornickel, anunció este lunes la empresa.

Atomyze fue la primera empresa rusa en recibir la aprobación para intercambiar activos digitales en febrero, mientras que el banco central ha expresado durante mucho tiempo su escepticismo sobre las criptomonedas.

«La aparición del primer token industrial de Rusia marca la entrada de la economía rusa en un nuevo período: la era de la tokenización», dijo el empresario Vladimir Potanin en un comunicado de Interros Holding, uno de los inversores de Atomyze y el mayor accionista del productor de metales Nornickel.

«A diferencia de las criptomonedas no seguras, donde la tecnología blockchain se usa para maximizar el anonimato del usuario, los tokens industriales y de otro tipo están protegidos por activos físicos, y el uso de la tecnología blockchain hace que las transacciones con ellos sean seguras», agregó.

El banco ruso Rosbank, en el que Interros también posee una participación, y el corredor Vector X, se convirtieron en los primeros inversores en la plataforma, indicó Atomyze en su comunicado.

Fuente: Reuters