Según Reed Hastings, CEO de Netflix, los empleados de la compañía abandonarán el trabajo remoto y regresarán a las oficinas cuando la mayoría esté vacunada contra el COVID-19.

El ejecutivo parece estar ansioso por retomar las actividades laborales regulares, ya que en una entrevista al Wall Street Journal, manifestó que no veía efectos positivos para el negocio en el trabajo desde casa.