Facebook almacenó al menos 600 millones de contraseñas de cuentas de usuarios sin cifrado y se puede ver como texto simple a decenas de miles de empleados de la compañía, de acuerdo a un informe publicado el jueves por el periodista de ciberseguridad Brian Krebs.

Esta cifra representa una parte significativa de la base de usuarios de la red social de 2,7 mil millones de personas. La compañía dijo este jueves que planeaba comenzar a notificar a los afectados para que pudieran cambiar sus contraseñas.

Facebook descubrió en enero que algunas contraseñas de sus usuarios se almacenaban en un formato legible dentro de sus sistemas de almacenamiento de datos internos.

Sin embargo los problemas fueron resueltos, afirmó este jueves el vicepresidente de Ingeniería, Seguridad y Privacidad de la compañía, Pedro Canahuati.

Canahuati explicó que este inconveniente llamó la atención a la red social porque sus sistemas de inicio de sesión están diseñados para enmascarar contraseñas utilizando técnicas que las hacen ilegibles.

Los incidentes se remontan a 2012, según el informe del periodista. Un ingeniero de software de Facebook llamado Scott Renfro fue citado por Krebs diciendo que la plataforma no ha encontrado ningún uso indebido de los datos en cuestión y que “no hubo ningún riesgo real derivado de esto”.

Las acciones de Facebook bajaron menos del 1 por ciento el jueves.