Elon Musk, el consejero delegado de Tesla, dijo que la producción se ha reanudado en la única fábrica de vehículos de la compañía en Estados Unidos, ubicada en California

 

Musk desafió las órdenes de confinamiento y aseguró que si alguien tenía que ser arrestado debería ser él

 

La medida se produce en un momento en que los estados y ciudades de Estados Unidos experimentan formas de reabrir sus economías de manera segura después de que el brote de coronavirus empujara al cierre de la actividad y obligara a decenas de millones de estadounidenses a dejar el trabajo

 

Musk amenazó, el fin de semana, con mudarse California a Texas o Nevada debido al cierre de su fábrica. Su iniciativa ha puesto de relieve la competencia por los puestos de trabajo y ha desencadenado una carrera para atraer al multimillonario por parte de los estados

 

En un correo electrónico, Tesla sostuvo o que los empleados con expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE, que suponen la suspensión temporal de los empleos y el pago de una prestación de desempleo a los trabajadores financiada por el Estado) volvieron a sus puestos de trabajo

 

“Estamos felices de volver al trabajo y hemos implementado planes muy detallados para ayudarlos a mantenerse seguros a su regreso”, según el correo electrónico visto por Reuters y titulado “¡Los despidos temporales ha terminado y estamos de vuelta al trabajo en la producción!”

 

Musk dijo en un tuit que la producción se reanudaría, añadiendo que se uniría a los trabajadores en la línea de montaje. “Si alguien es arrestado, pido que sea sólo yo”, escribió

 

Las autoridades sanitarias del condado de Alameda, donde se encuentra la fábrica de Fremont, afirmaron  que estaban al tanto de que Tesla había abierto más allá de las llamadas operaciones básicas permitidas por la cuarentena, y habían notificado a la compañía que no podía operar sin un plan aprobado por el condado

 

En un comunicado, dijeron que esperaban que la firma cumpla con la orden sin la necesidad de medidas más duras. La declaración no especificó las consecuencias

 

La orden de confinamiento del condado dice que las infracciones pueden ser castigadas con una multa, prisión o ambas

 

DESCRIPCIÓN WEB

 

El presidente y cofundador de Tesla, Elon Musk, sigue en guerra con el Condado de Alameda, donde se encuentra la mayor fábrica de su compañía

 

Anunció que había reanudado la producción en la planta de Fremont desobedeciendo las órdenes de confinamiento y las medidas sanitarias dictadas por el gobierno local

 

Además, aseguró que iba a estar en la línea de montaje con el resto de trabajadores de su fábrica y desafió a las autoridades del condado a que lo detengan

 

DESCRIPCIÓN

 

El presidente y cofundador de Tesla, Elon Musk, sigue en guerra con el Condado de Alameda, donde se encuentra la mayor fábrica de su compañía. Anunció que había reanudado la producción en la planta de Fremont desobedeciendo las órdenes de confinamiento