Electronic Arts se suma a la lista de empresas atacadas por ciberdelincuentes. La desarrolladora de videojuegos informó este jueves que está investigando el robo de 780 GB de datos, entre los más resaltantes parte del código fuente de FIFA 21 y una serie de herramientas de software.

Los piratas informáticos afirmaron que “tienen plena capacidad para explotar todos los servicios de EA”, según pudo constatar Motherboard tras ver los mensajes de los hackers en foros anónimos de piratería informática.

En esos anuncios, los ciberatacantes afirmaron tener bajo su dominio el código fuente de FIFA 21 y su código de servidor de matchmaking. También indicaron que habían obtenido el código fuente y las herramientas del motor Frostbite, que impulsa una serie de juegos de EA, incluyendo Battlefield; además de marcos de trabajo propios de EA y kits de desarrollo de software.

En total esa información tiene un peso de 780 GB, y desde ya los ladrones informáticos los están ofertando en varios foros anónimos según Motherboard.

Por su parte Electronic Arts informó en un comunicado que los atacantes no ingresaron a la información personal de sus clientes. “No se accedió a los datos de los jugadores y no tenemos motivos para creer que exista algún riesgo para la privacidad del jugador”.

La compañía estadounidense no espera que el ciberataque tenga un impacto en sus juegos o negocios y señaló que está trabajando con funcionarios de seguridad y otros expertos, como parte de una investigación criminal en curso.