Google pretende dejar atrás el trabajo remoto en septiembre y será un caso excepcional, así lo expresó la compañía a su personal en un comunicado al que tuvo acceso CNBC.

Fiona Cicconi, la nueva jefa de personal de la multinacional tecnológica, recomienda a los 130 mil empleados vacunarse contra el covid-19 y admite que luego de un año de trabajo a distancia entiende que hay opiniones a favor y en contra sobre el regreso a las oficinas.

A partir del 1 de septiembre el trabajador que desee operar desde casa durante más de dos semanas al año deberá hacer una petición formal a la empresa y solo “en los casos más excepcionales” Google permitirá esta modalidad por 12 meses.

Los empleados trabajarán de manera presencial como máximo tres días por semana y deberán radicarse cerca de sus oficinas, que empezarán a reabrir en capacidad “limitada” este mismo mes, dependiendo de la disponibilidad de vacunas en la zona y la progresión de los casos de coronavirus.