El Teletrabajo es básicamente trabajar desde casa bajo la supervisión de la empresa, donde mantienen contacto el trabajador y la compañía, sin requerirse la presencia física del trabajador en sitio específico de trabajo.

La mayoría de las empresas discriminan el teletrabajo porque a según  conlleva una pérdida de productividad con respecto al trabajo en la oficina. Y, en cierta tienen razón, pero no porque en casa hay más distracción, sino porque muchos profesionales nunca lo habían hecho antes y tenían que adaptarse a su nuevo entorno profesional, según señalan los datos del último informe del grupo de estudio WFH Research .

Este informe adjunta que en los últimos seis meses la productividad de los teletrabajadores aumentó de forma exponencial y los profesionales que trabajan en remoto serían hasta un 3% más eficientes que a principios de 2021.

Los autores de la investigación atribuyen esta mejora a la inversión en herramientas más adecuadas para desempeñar las funciones profesionales en casa, la formación y la adaptación a esta nueva realidad.

Nicholas Bloom, quien es uno de los autores del estudio e investigador de la Universidad de Stanford, twitteó que la encuesta recoge que la eficiencia aumentó aproximadamente de un 5 a un 8% durante la pandemia. Las empresas atribuyen esto a la inversión, el aprendizaje y la adaptación: mejores equipos, mejores prácticas de gestión y mejor organización en el hogar.

Este estudió se realizó con encuestas mensuales desde 2019, entre 2.500 y 5.000 de ellas cada mes.

Fuente: Xataka