Rosabel Meleán

Google anunció la extensión de su herramienta especial para Android para la detección temprana de sismos en países como Grecia y Nueva Zelanda, luego de tenerla disponible desde el año pasado en los Estados Unidos.

Esta herramienta convierte al dispositivo móvil en sismógrafo utilizando el acelerómetro integrado, con el que detecta los temblores, y envía una señal al servidor de la compañía junto con la ubicación aproximada de donde ha ocurrido. Luego de esto analiza la información recibida de muchos ‘smartphones’ para determinar si realmente se está produciendo un terremoto. El sistema es gratuito y además ofrece información casi inmediata sobre eventos sísmicos locales cercanos.

La compañía tecnológica ha implementado las alertas de terremoto en Grecia y Nueva Zelanda tras su lanzamiento el año pasado para los usuarios de California, en colaboración con el Servicio Geológico de los Estados Unidos.