La compañía Disney está apostando fuerte a nuevos horizontes en el mercado y una de sus apuestas más fuertes es el más reciente servicio de transmisión Disney +, que será un competidor de servicios como Netflix. 

Con este servicio de transmisión, los clientes podrán suscribirse por una tarifa mensual aún por anunciar para acceder a programas de televisión, películas y otros vídeos del mundo de Disney. 

Sin embargo, no todo es color de rosa con este servicio de transmisión. Una de las cosas que más atrae de esta nueva oferta de Disney es la condensación de los universos de Marvel y Star Wars en un mismo sitio. No obstante, la compañía no tiene derechos completos de Star Wars hasta 2024.

Al parecer, Disney vendió en el 2016 los derechos de emisión en televisión de las películas originales de la franquicia a Turner Broadcasting por 275 millones de dólares. En el acuerdo estaba incluido también los derechos de streaming hasta 2024.

El problema radica en que la emisora ​​propiedad de AT&T no tiene ningún deseo de devolverlos antes de esa fecha, al menos no a un precio que Disney considere aceptable actualmente.

Dentro de este acuerdo a la compañía se le otorgaba el derecho a transmitir las películas en redes de cable como TNT y TBS durante seis años más. 

Mientras que Disney atraerá a muchos con su sistema de streaming a finales del 2019, aquellos que simplemente quieran ver Star Wars Cada vez que lo deseen, solo pueden esperar hasta que caduquen sus respectivos contratos.