Estados Unidos no debería nacionalizar su red 5G y las empresas privadas deberían actuar rápidamente para desplegar la red de próxima generación más rápida en el país, dijo este viernes el presidente Donald Trump.

“En los Estados Unidos, nuestro enfoque está dirigido por el sector privado y por el sector privado. “El gobierno no tiene que gastar mucho dinero”, dijo el jefe de Estado. “Dirigir a través del gobierno, no será tan bueno, casi tan rápido”, reseñó Reuters.

La Casa Blanca reflexionó sobre la idea de nacionalizar la red 5G durante más de un año. En marzo, Politico informó que la campaña de reelección de Trump apoyaba el papel del gobierno en la gestión de las redes 5G, incluso cuando los funcionarios de la Casa Blanca, incluido el principal asesor económico Larry Kudlow, han dicho durante meses que se oponen a la idea.

Trump conversó junto al presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, quien reveló el viernes que la agencia planea celebrar su tercera subasta de espectro 5G el 10 de diciembre, el último esfuerzo para hacer que haya más espectro disponible que pueda transformar sectores importantes de la economía de Estados Unidos.

Pai dijo que los comentarios de Trump contra la nacionalización eran una “señal importante” para el sector privado que está invirtiendo decenas de miles de millones de dólares en las redes 5G.
Empresas del sector como Verizon, AT&T, Sprint Corp y T Mobile están comenzando a implementar el servicio 5G en las ciudades de EE.UU. y están trabajando para ampliar sus redes a medida que los teléfonos compatibles con 5G están saliendo al mercado.