El primer buque no tripulado de China con inteligencia artificial y de fabricación nacional, completó esta semana su primera prueba en aguas abiertas, informa la prensa local.

El buque de superficie no tripulado (USV, por sus siglas en inglés), de 200 toneladas, completó exitosamente su viaje inaugural de tres horas en alta mar frente a las costas de la provincia oriental de Zhejiang. Su diseño se asemeja a un híbrido entre el destructor de clase Zumwalt y el buque de guerra no tripulado Sea Hunter de la Armada de EE.UU.

El USV chino, de más de 40 metros de eslora, puede alcanzar una velocidad de más de 20 nudos (unos 37 km/h) y navegar con normalidad y seguridad con olas de hasta seis metros de altura. «Todo el buque está dotado con equipos de fabricación nacional. Por primera vez, hemos implementado un sistema de energía integrado en el que el motor principal puede cambiar a funcionamiento a baja velocidad con un alto nivel de inteligencia«, dijo Zou Long, quien está al frente del proyecto.

Posibles aplicaciones de estos buques

La investigación y desarrollo comenzó a finales del 2015, con el fin de construir un buque de superficie no tripulado inteligente, autónomo y sigiloso capaz de navegar en alta mar. «Los resultados de la prueba son casi idénticos a los que esperábamos. A continuación, realizaremos pruebas para evitar colisiones y analizaremos más a fondo el rendimiento del buque«, explicó Long.

Un experto militar citado por Global Times, indicó que las características del USV proporcionarían nuevas tácticas para la guerra naval. El buque no tripulado puede ser desplazado en zonas de combate de alto riesgo con el fin de llevar a cabo misiones de reconocimiento, antisubmarinas, antiaéreas o antibuques, dijo el experto.

Un grupo de USV puede operar en posiciones de avanzada o reconocimiento, proteger las zonas costeras o formar parte de una flotilla de embarcaciones de guerra convencionales. Además, los buques no tripulados pueden desplazarse individualmente en zonas alejadas y realizar operaciones distribuidas, por lo que los enemigos tendrán dificultados para eliminarlos uno por uno, o pueden formar un enjambre y destruir las posiciones enemigas, explicó.

 

Fuente: RT