El guion de la película The Flash, basada en la tira cómica Flashpoint, podría estar generando problemas entre el actor principal y los directores. Así lo dejó entrever The Hollywood Reporter.

Ezra Miller, el posible intérprete de Barry Allen, parece estar muy comprometido con su personaje y esto le ha provocado diferencias con los directores John Francis Daley y Jonathan Goldstein. Los cineastas y el actor difieren en la visión creativa y el desarrollo del filme.

La idea de Francis y Goldstein de ofrecer al público una película ligera y divertida sobre ‘el velocista escarlata’ ha sido rechazada por Miller, quien pretende un giro más sombrío y oscuro.

Warner ha intentado resolver el conflicto contratando al mismísimo Ezra Miller y al guionista de cómics Grant Morrison, para escribir una nueva versión del guion, que seguirá tratando de narrar la historia del famoso superhéroe de DC, cuya principal habilidad es una rapidez sobrehumana.

Fuentes aseguran que si el estudio no aprueba el guion propuesto por Miller y Morrison, el actor podría abandonar su rol una vez venza su compromiso con respecto a esta cinta, esto podría suceder el próximo mes de mayo.

El conflicto ya no representa una novedad para DC Films, ya que últimamente han sustituido los actores que solían interpretar algunos de sus más emblemáticos personajes; como Batman y Superman, interpretados en última instancia por Ben Affleck y Henry Cavill, respectivamente.

El público espera que sea cual sea el producto final, resulte en una versión satisfactoria del personaje creado por Gardner Fox y Harry Lampert hace ya unas cuantas décadas atrás.