El grupo Tata de India está en conversaciones con tres estados para invertir hasta 300 millones de dólares en la instalación de una planta de ensamblaje de semiconductores y una unidad de prueba, dijeron dos fuentes familiarizadas con el asunto, como parte del impulso del conglomerado a la fabricación de alta tecnología.

Tata está hablando con los estados sureños de Tamil Nadu, Karnataka y Telangana y está buscando terrenos para la planta de ensamblaje y prueba de semiconductores (OSAT), dijeron las fuentes, que no quisieron ser identificadas.

Una planta de OSAT empaqueta, ensambla y prueba obleas de silicio fabricadas en fundición, convirtiéndolas en chips semiconductores terminados

Si bien Tata ha dicho anteriormente que ingresaría al negocio de semiconductores, esta es la primera vez que se informa sobre la incursión del grupo en el sector y su escala.

Tata ha analizado algunas ubicaciones potenciales para la fábrica, dijo una de las fuentes, y agregó que es probable que se finalice un lugar para el próximo mes.

“Si bien (Tata) son muy fuertes en el lado del software … el hardware es algo que quieren agregar a su cartera, que es muy crítico para el crecimiento a largo plazo”, dijo la fuente.

El grupo Tata y los tres estados no respondieron a las solicitudes de comentarios.

El impulso de Tata reforzará el ‘Make in India’ propuesto por el primer ministro indio Narendra Modi para la fabricación de productos electrónicos, que ya ha ayudado a convertir a la nación del sur de Asia en el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo.

El grupo Tata, que controla el principal exportador de servicios de software de la India, Tata Consultancy Services y tiene intereses en todo, desde automóviles hasta aviación, planea invertir en electrónica de alta gama y negocios digitales, dijo anteriormente su presidente N. Chandrasekaran.

Los clientes potenciales del negocio OSAT de Tata incluyen empresas como Intel (INTC.O) , Advanced Micro Devices (AMD) y STMicroelectronics   .

Se espera que la fábrica comience a operar a fines del próximo año y podría emplear hasta 4.000 trabajadores, dijo la fuente, agregando que la disponibilidad de mano de obra calificada al costo adecuado fue clave para la viabilidad a largo plazo del proyecto.

“Una vez que Tata comience, el ecosistema se recuperará … Así que es muy importante encontrar el lugar correcto desde el punto de vista laboral”, dijo la fuente.

Por otra parte, Tata ya está construyendo una planta de fabricación de productos electrónicos de alta tecnología en el estado sureño de Tamil Nadu.

 

FUENTE: REUTERS