El fabricante tecnológico Samsung lanzó este viernes a la venta en Corea del Sur la versión de su teléfono Galaxy S10 compatible con 5G, al mismo tiempo que llega la primera red móvil nacional de quinta generación para todo el país asiático.

Los tres principales operadores de telecomunicaciones del país, KT, SK Telecom y LG Uplus, comenzaron a suscribir desde este viernes contratos con la compra de este smartphone.

La versión de 256 gigabytes del S10 salió a la venta por 1,39 millones de wones (unos 1.000 euros/1.220 dólares), mientras que la de 512 gigabytes cuesta 1,55 millones (unos 1.215 euros/1.360 dólares).

Los usuarios del nuevo teléfono inteligente de Samsung deberán pagar más por los planes de datos disponibles en comparación con los existentes para 4G LTE.

Los tres operadores ofrecen los paquetes más básicos por en torno a 55.000 wones (43 euros/48 dólares) mensuales, mientras que los que ofrecen datos ilimitados están disponibles por algo más de 80.000 wones (unos 62 euros/70 dólares) al mes si la suscripción se realiza antes de julio, reseñó Efe.

El 5G facilitará la llegada del Internet de las Cosas gracias a su alta velocidad (40 veces más rápido que 4G LTE).