El antiguo jefe de la Administración del Ciberespacio de China, Lu Wei, responsable con este cargo de la censura en la red en el país, se declaró este viernes culpable ante un tribunal de haber aceptado 32 millones de yuanes (4 millones de euros) en sobornos, informó el diario oficial Global Times.

El exjefe del poderoso regulador de internet de China compareció este viernes en una audiencia en el Tribunal Popular Intermedio de Ningbo, provincia de Zhejiang, al este de China, donde admitió haber recibido sobornos a través de terceros.

Lu, de 58 años y cuya última aparición pública fue el 30 de septiembre del pasado año, está ahora a la espera de conocer el veredicto, que se desconoce cuándo se anunciará.

Las presuntas prácticas corruptas fueron cometidas no sólo durante sus cuatro años al frente de la Administración del Ciberespacio de China, sino también en otros cargos directivos en la agencia oficial Xinhua, el Ayuntamiento de Pekín o el departamento de propaganda del Partido Comunista, según detalló la Fiscalía en julio.

Como jefe de la administración de internet en China, Lu tuvo un papel crucial en la política de ciberseguridad del país, uno de los que más censura los contenidos de la red a sus cerca de 750 millones de internautas.

Páginas como Google, Facebook, Twitter, YouTube o Instagram están bloqueadas en territorio chino desde hace años, además de diversos medios de comunicación extranjeros.

Con información EFE