Días antes de que el CEO de Tesla, Elon Musk, hiciera una oferta este jueves para comprar Twitter por 43 mil millones de dólares, el CEO de Twitter, Parag Agrawal, advirtió sobre “distracciones por venir”.

La advertencia inicial de Agrawal se produjo después de una semana ya tumultuosa para Twitter. Primero, la participación de aproximadamente el 9 % de Musk en la compañía de redes sociales se reveló a principios de la semana pasada, lo que hizo que las acciones de Twitter se dispararan.

Luego, Agrawal anunció que Musk se uniría a la junta de Twitter. Finalmente, Agrawal dijo que Musk había cambiado de opinión y decidió no unirse a la junta después de todo.

Esa última decisión dejó la puerta abierta a una OPA hostil. Si bien el precio de Twitter es relativamente pequeño para el multimillonario, algunos analistas cuestionaron si Musk realmente querría pasar su tiempo limitado. Ya lidera Tesla y SpaceX y fundó otras iniciativas en curso como The Boring Co. y Neuralink.

Agrawal proporcionó escasos detalles en su anuncio el domingo de que Musk ya no se uniría a la junta.

“Estábamos emocionados de colaborar y aclarar los riesgos. También creíamos que tener a Elon como fiduciario de la empresa donde él, como todos los miembros de la junta, tiene que actuar en el mejor interés de la empresa y de todos nuestros accionistas era el mejor camino a seguir”, escribió.

“Habrá distracciones más adelante, pero nuestros objetivos y prioridades permanecen sin cambios”, continuó Agrawal. “Las decisiones que tomamos y cómo las ejecutamos están en nuestras manos, de nadie más. Desconectemos el ruido y concentrémonos en el trabajo y en lo que estamos construyendo”.

Fuente: CNBC