Samsung Electronics anunció este martes que su beneficio neto se redujo un 56,9% interanual en el primer trimestre hasta los 5,04 billones de wones (3.885 millones de euros) debido a la caída de precios de los chips de memoria.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) del gigante tecnológico surcoreano en enero-marzo fue de 6,91 billones de wones (5.328 millones de euros), un 57,3% menos con respecto al mismo periodo del año anterior. A su vez, su ganancia operativa se redujo un 60,1% hasta los 6,2 billones de wones (4.780 millones de euros), y su facturación cayó un 13,5% hasta los 52,4 billones (40.397 millones de euros).

Los datos están en línea con el pronóstico que el gigante tecnológico surcoreano publicó a principios de mes, alertando de la caída de precios de los chips de memoria, principal sustento de la compañía.

Por un lado el debilitamiento de la demanda global en el mercado de los smartphones, que emplean memorias NAND, y la caída de ventas de los productos del gigante estadounidense Apple (para quien Samsung fabrica las pantallas) en China a raíz de los roces entre Pekín y Washington, han afectado a su hoja de resultados.

Por otro, los precios de los chips DRAM, usados principalmente para servidores informáticos, han caído de media más de un 20% el primer trimestre debido a los reajustes de inventario, según han indicado estudios publicados este mes. Samsung es el mayor fabricante mundial de chips DRAM y NAND del mundo.

Con información EFE