El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, presentó este jueves nuevas iniciativas para ayudar a modernizar y dirigir el banco central hacia una nueva economía digital.

En su discurso anual en Mansion House (Londres), Carney anunció medidas que incluyen cómo abordar las ineficiencias en la financiación de pequeñas empresas, permitiendo un uso más generalizado de la tecnología de nube e incorporando big data a la tecnología reguladora.

Sobre Libra, el gobernador indicó que el banco central mantiene una “mente abierta, pero no una puerta abierta” a la nueva criptomoneda de Facebook, y destacó que la nueva moneda mejoraría tanto la inclusión financiera como reduciría los costos de los pagos transfronterizos.

“Libra, si logra sus ambiciones, sería sistémicamente importante”, expresó el funcionario, pero advirtió que esta criptodivisa tendría que cumplir con los más altos estándares de regulación prudencial y protección del consumidor, así como cumplir con los estándares contra el lavado de dinero.

La semana pasada, los ministros de finanzas del G-20 acordaron que la regulación de las criptomonedas requería un esfuerzo mundial coordinado, reseñó CNBC.