El aeropuerto de Carrasco, el principal de Uruguay y ubicado a las afueras de Montevideo, se convirtió este viernes en el primer aeródromo de América Latina en usar reconocimiento facial en las puertas de embarque, informaron fuentes oficiales.

Ahora los pasajeros no tendrán la necesidad de mostrar su documentación, pues podrán ser identificados con su rostro.

“Esto posiciona a la terminal como la primera de América Latina donde el flujo de pasajeros se realiza en su totalidad por intermedio de la tecnología de biometría facial, desde Migraciones hasta el ingreso al avión”, destaca un comunicado del aeropuerto.

De la inauguración del nuevo sistema participaron los ministros de Interior, Eduardo Bonomi; de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse; y de Defensa, Jorge Menéndez, quien destacó que el país austral “no se detiene” en las innovaciones tecnológicas y en la integración público-privada y que si bien los objetivos “son lejanos” también son “firmes”.

“Se incorporan avances que facilitan el accionar aeroportuario, de manera que el flujo de pasajeros sea más rápido y brinde mayor seguridad (…) Deseo que esta gran puerta del país también se repita en otras puertas que tenemos del Estado a nivel de ingresos a uruguay, y así va a ser en el futuro”, agregó el jerarca.

Por los momentos, este sistema funcionará solo para el acceso a los vuelos de Latam Airlines, aunque en el transcurrir del tiempo se extenderá al resto de las aerolíneas.

Esta iniciativa se enmarca en Easy Airport, un plan de desarrollo tecnológico puesto en marcha por el aeropuerto en conjunto con el Ministerio de Defensa Nacional y el Ministerio del Interior.

Durante 2016 y 2017 se instalaron pasarelas “automáticas con tecnología biométrica” para el control migratorio en la zona de partidas y de llegadas. En mayo se implantó “el chequeo automático de tarjetas de embarque”.

Con información EFE