Una buena noticia que llegó a nuestra redacción este viernes y que ahora compartimos con ustedes: el número de internautas ha crecido exponencialmente en los últimos años, hasta el punto que este 2021 lo cerraremos con más personas conectadas a alguna conexión a internet que aquellas que siguen desconectadas.

Noticia trascendente, porque internet, cuando se canaliza bien, es un conductor del desarrollo ciudadano. Genera productividad desde la base de la pirámide y sobre todo sustenta el desarrollo equitativo de la humanidad.

Según información divulgada por Statista, nuevos datos publicados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación, han revelado que algo más de 2.900 millones de personas, el 37% de la población mundial, nunca han usado internet y, por tanto, están aisladas de una fuente vital de información, comunicación y educación.

Según las últimas estimaciones de la UIT, 4.900 millones de personas utilizan actualmente internet, frente a los 4.100 millones de 2019. Este aumento inusualmente fuerte de los usuarios de internet se atribuye, al menos en parte, a lo que la UIT llama un “impulso de conectividad COVID”. “Los confinamientos generalizados y el cierre de las escuelas, combinados con la necesidad de la población de acceder a las noticias, los servicios gubernamentales, las actualizaciones sanitarias, el comercio electrónico y la banca en línea” han impulsado el aumento del uso de internet, según la organización.

“Si bien casi dos tercios de la población mundial está ahora en línea, aún queda mucho más por hacer para que todos se conecten a internet”, afirmó el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao, en un comunicado. La falta de acceso a internet es más frecuente en los países en desarrollo, donde vive el 96% de la población mundial sin conexión. También persiste la brecha digital entre las zonas rurales y las urbanas, ya que los habitantes de las ciudades tienen el doble de probabilidades de utilizar internet que las personas que viven en zonas rurales (76% frente al 39%).

Aunque se puede dar por sentado el acceso a internet en las regiones desarrolladas, es importante señalar que no es ni mucho menos algo generalizado en muchas otras partes del mundo. De hecho, los usuarios de internet eran una minoría en todo el mundo en 2018, sin ir más lejos. Por aquel entonces, 3.700 millones de personas utilizaban internet, mientras que 3.900 millones permanecían desconectados.