La fiscalía estadounidense trabaja por conseguir prisión superior a los dos años para el exejecutivo de Google, Anthony Levandosky, por apropiación ilícita de material intelectual.

Las investigaciones concluyeron que el exempleado de Google se robó más de 14000 documentos pertenecientes a la compañía, donde había información valiosa sobre el desarrollo de vehículos autónomos.

Google denunció que Levandosky se apropió de sus investigaciones para fundar su propia compañía de vehículos sin conductor, Otto, que más adelante fue adquirida por Uber.

El acusado se declaró responsable de los 33 cargos por robo de secretos comerciales en virtud de un acuerdo de culpabilidad.