Estados Unidos retrasó el regreso tripulado a la Luna para 2025 como parte de su programa Artemis debido a retos legales y la covid-19 y espera hacerlo primero antes de que China llegue a este satélite, indicó este martes el administrador de la NASA, Bill Nelson.

“Estamos estimando, no antes del 2025, para Artemis III, que sería el aterrizaje humano”, precisó Nelson en rueda de prensa.

El exsenador dijo que la agencia ha tenido que lidiar con temas de tecnología, problemas legales que tardaron siete meses en resolverse, e incluso la pandemia.

Nelson dijo además que la misión Artemis I, que no llevará astronautas en un vuelo que orbitará la Luna, se retrasa hasta la primavera de 2022, mientras que la misión tripulada Artemis II tiene como objetivo mayo de 2024.

El nuevo cronograma representa un retraso con respecto al objetivo anterior de 2024, establecido por la administración del expresidente Donald Trump.

“El objetivo de la administración Trump de un aterrizaje humano en 2024 no se basó en la viabilidad técnica”, dijo Nelson.

Señaló por otro lado que los chinos está siendo muy “agresivos” en el espacio y que el interés de la NASA y de Estados Unidos es regresar “primero” a la Luna.

“Queremos ser los primeros de regresar allí a la Luna después de más de medio siglo”, expresó.

“Nos enfrentamos a un programa espacial chino muy agresivo y bueno (…), los hemos visto lograr bastante cosas”, precisó.

Recordó que los chinos instalaron una estación espacial en un corto período, fue la segunda nación en aterrizar un “rover” en Marte, preparan el retorno de muestras de ese planeta y tendrán misiones robóticas a la Luna, entre otros avances espaciales.

“Nos dan indicaciones de que van a ser muy agresivos (…), tenemos todas las razones para creer que los chinos son un competidor muy agresivo“, reiteró.

Nelson precisó que una cosa es ir 240.000 millas y volver, y otra es recorrer millones y millones de millas.

“Hay mucho que aprender en la Luna para ir a Marte”, manifestó.

Entre ellas mencionó la construcción de hábitats y el aprendizaje de “cómo vamos a existir durante largos períodos de tiempo en ese entorno, a fin de prepararnos para llevar astronautas a Marte”.

El programa Artemis tiene una serie de misiones planeadas para usar su cohete Space Launch Systems y la cápsula Orion.

La misión pretende llevar a Orion hasta la Luna y más allá, hasta una distancia de la Tierra a la que hasta ahora nunca han llegado las naves diseñadas para transportar a seres humanos.

No será hasta Artemis III que los astronautas de la agencia estadounidense pisarán la superficie lunar y entre ellos habrá una mujer y una persona de color, según los planes de la NASA, que ha adoptado una política en favor de la diversidad y la inclusión en sus tripulaciones. EFE