Los fiscales de Estados Unidos confiscaron casi 700 millones de dólares en activos propiedad de la desaparecida exchange de criptomonedas FTX o vinculados a su fundador y ex CEO Sam Bankman-Fried, según revelaron las autoridades en una presentación judicial.

La mayor parte de los activos incautados proviene de una pila de acciones que Bankman-Fried compró en Robinhood, una app de negociación de acciones y criptomonedas altamente popular en Estados Unidos, señaló el portal de noticias cripto Decrypt.

Las adquisiciones se hicieron supuestamente utilizando fondos robados de clientes de FTX.

El documento presentado por el fiscal federal Damian Williams detalla las tenencias, con casi 55.3 millones de acciones de Robinhood incautadas el 4 de enero.

Tienen un valor conjunto de unos 526 millones de dólares y estaban en manos de Emergent Fidelity Technologies, una empresa fantasma que Bankman-Fried creó con el cofundador de FTX Gary Wang.

Los activos incautados también incluyen efectivo en varios bancos y depósitos en el intercambio de criptomonedas Binance.