Estados Unidos ampliará el plazo a Huawei para permitir a la compañía comprar componentes de empresas estadounidenses para abastecer a los clientes existentes, pero también decidió añadir más de 40 unidades del fabricante tecnológico a su lista negra.

La extensión de 90 días “está destinada a brindar a los consumidores de todo Estados Unidos el tiempo necesario para alejarse del equipo de Huawei, dada la persistente amenaza de seguridad nacional y política exterior”, señaló este lunes el Departamento de Comercio en un comunicado.

“A medida que seguimos instando a los consumidores a que se alejen de los productos de Huawei, reconocemos que se necesita más tiempo para evitar cualquier interrupción”, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross a pesar de que el presidente Donald Trump sugirió el domingo que no se otorgaría el aplazamiento.

Las acciones de los fabricantes de chips estadounidenses que venden a Huawei subieron, como Qualcomm, Intel y Micron Technology.

Ross explicó que esta medida fue para ayudar a los clientes estadounidenses, muchos de los cuales operan redes en zonas rurales de América.

También dijo que estaba agregando 46 afiliados de Huawei a la llamada “Lista de Entidades”, una lista de compañías que efectivamente tienen prohibido hacer negocios con empresas estadounidenses, subiendo el número total a más de 100 entidades de Huawei que están cubiertas por el restricciones

La lista incluye afiliados de Huawei en Argentina, Australia, Bielorrusia, China, Costa Rica, Francia, India, Italia, México y muchos otros países.