Estados Unidos está avanzando hacia la imposición de sanciones a la empresa china de videovigilancia Hikvision, informó el miércoles el Financial Times, citando a cuatro personas familiarizadas con las conversaciones.

La administración Biden está considerando imponer sanciones relacionadas con los derechos humanos a la empresa china, según el informe.

Las sanciones, si se aplican, podrían tener consecuencias nefastas para el fabricante de equipos de vigilancia, que anteriormente se agregó a una lista de empresas que amenazan la seguridad nacional de EE. UU.

Washington ya comenzó a informar a los aliados, dado que Hikvision tiene clientes en más de 180 países, dijeron dos de las fuentes a FT.

En una respuesta enviada por correo electrónico a Reuters, Hikvision dijo que la compañía ha cumplido y seguirá cumpliendo con las leyes y regulaciones aplicables en los países donde opera.

«La acción potencial mencionada por parte del gobierno de los EE. UU. aún debe verificarse. Creemos que cualquier sanción de este tipo debe basarse en evidencia creíble y el debido proceso, y esperamos ser tratados de manera justa e imparcial», dijo la compañía.

En marzo de 2021, la Comisión Federal de Comunicaciones había designado a cinco empresas chinas, incluida Hikvision, como una amenaza para la seguridad nacional en virtud de una ley de 2019 destinada a proteger las redes de comunicaciones de EE. UU.

Huawei Technologies Co  de China, ZTE Corp, Hytera Communications Corp  y Zhejiang Dahua Technology Co fueron los otros en la lista.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de Reuters.

Con Reuters