El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes que decidió retrasar parte de la subida de aranceles del 10 % a productos chinos que tenían que entrar en vigor a partir del 1 de septiembre, hasta el 15 de diciembre.

Algunos dispositivos de Apple como los audífonos inalámbricos Airpods, los relojes inteligentes Apple Watch y los altavoces inteligentes HomePod no quedaron exentos de los aranceles y y se enfrentarán a un gravamen del 10%. Con estos artículos Apple atrajo ganancias ante las bajas ventas del iPhone, el producto estrella de la firma con sede en Cupertino (California).

Aunque el año pasado los fabricantes tecnológicos como de relojes inteligentes, rastreadores de ejercicios, altavoces inteligentes y auriculares Bluetooth se salvaron de los aranceles después de enviar cartas al gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, hay buenas noticias para Apple, ya que otros de sus como las computadoras portátiles MacBook y los iPhones no se enfrentarán a los aranceles hasta la quincena de diciembre.

Durante el último trimestre, la participación de mercado del iPhone en China disminuyó a 5.8% de 6.4%, según la firma de investigación de mercado Canalys, debido a que Huawei ganó participación de mercado para convertirse en el principal vendedor de teléfonos del gigante asiático.