Este jueves la Administración Federal de Aviación en los EEUU, comenzó a emitir avisos del impacto potencial del nuevo servicio inalámbrico 5G sobre algunos componentes electrónicos sensibles de los aviones.

La FAA ha estado en constantes conversaciones con fabricantes de aviones, aerolíneas y aeropuertos para manejar de manera efectiva y reducir el impacto del nuevo servicio inalámbrico que se activará el próximo 19 de enero.

Por su parte , AT&T (T.N) y Verizon Communications (VZ.N), que ganó casi todo el espectro de banda C en una subasta de $80 mil millones el año pasado, acordaron el 3 de enero zonas de amortiguamiento alrededor de 50 aeropuertos para reducir el riesgo de interferencia.

La FAA comenzó a publicar lo que se conoce como ‘Avisos para misiones aéreas’ a la medianoche del jueves, hora local, ofreciendo detalles sobre “aeronaves con altímetros no probados o que necesitan reacondicionamiento o reemplazo no podrán realizar aterrizajes de baja visibilidad donde se implementa 5G”.

Se habían publicado más de 300 avisos a la 01:00 ET, incluidos muchos alrededor de los principales aeropuertos y hospitales donde se utilizan helicópteros médicos.

La industria inalámbrica proporcionó datos adicionales sobre la ubicación del transmisor y la FAA dijo que pudo determinar que en el despliegue inicial de 5G, las aeronaves podrán aterrizar de manera segura en condiciones de poca visibilidad en algunas pistas sin restricciones.

Con Reuters