La Comisión de Bolsa y Valores informó este lunes que acusó a 11 personas por su papel en la creación y promoción de una criptopirámide fraudulenta y un esquema Ponzi que recaudó más de 300 millones de dólares de inversores minoristas de todo el mundo, incluido Estados Unidos.

Los acusados ​​incluyeron a los cuatro fundadores del esquema llamado Forsage. Se supo por última vez que vivían en Rusia, la República de Georgia e Indonesia, dijo la SEC en un comunicado.

Las personas acusadas no pudieron ser contactadas de inmediato para hacer comentarios.

Según la denuncia de la SEC, el sitio web del esquema se lanzó en enero de 2020 y permitió a millones de inversores minoristas realizar transacciones a través de contratos inteligentes. Supuestamente operó como un esquema piramidal durante más de dos años, en el que los inversores obtuvieron ganancias al reclutar a otros en el esquema, indicó la SEC.

Forsage también supuestamente usó activos de nuevos inversionistas para pagar a inversionistas anteriores en una estructura típica de Ponzi, agregó la denuncia de la SEC.

«Forsage es un esquema piramidal fraudulento lanzado a gran escala y comercializado agresivamente para los inversores», dijo Carolyn Welshhans, jefa interina de la unidad de Criptoactivos y Cibernéticos de la SEC. «Los estafadores no pueden eludir las leyes federales de valores al enfocar sus esquemas en contratos inteligentes y cadenas de bloques».

Sin admitir ni negar las acusaciones, dos de los acusados ​​acordaron resolver los cargos y uno de ellos acordó pagar las multas, dijo la SEC.

Fuente: Reuters