El principal republicano del Senado, Chuck Grassley, instó a Elon Musk, quien recientemente adquirió Twitter, a realizar una evaluación de amenazas en la empresa social para proteger mejor los datos de los usuarios de Estados Unidos, siguiendo las preocupaciones planteadas por un denunciante.

El hacker Peiter «Mudge» Zatko, un denunciante que se desempeñó como jefe de seguridad de Twitter hasta su despido en enero, testificó en septiembre que a algunos empleados de Twitter les preocupaba que el gobierno chino pudiera recopilar datos sobre los usuarios de la empresa.

En una carta a Musk fechada el martes y publicada el miércoles, Grassley, el principal republicano en el Comité Judicial de EE.UU., pidió a Twitter que realizara una evaluación de amenazas «de la postura y los sistemas de seguridad actuales de Twitter para proteger mejor los datos y la privacidad de los usuarios». También pidió que se informara al personal del comité sobre los hallazgos.

«Twitter recopila grandes cantidades de datos sobre ciudadanos estadounidenses. Los estadounidenses tienen un interés creado en garantizar que sus datos privados estén seguros y que las empresas que tienen encargados de sus datos privados no han sido infiltrados por agentes extranjeros», escribió Grassley.

Twitter no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Zatko testificó que un agente extranjero podría usar malware para robar información personal de los usuarios de Twitter y usarla para obtener acceso a datos confidenciales en el teléfono de la persona, entre otros peligros.

La correspondencia reiteró algunas preocupaciones planteadas en una carta anterior enviada por Grassley y el demócrata Dick Durbin en septiembre al ex director ejecutivo Parag Agrawal, quien dirigió la compañía hasta octubre, cuando Musk se hizo cargo de ella en un acuerdo de 44 mil millones de dólares.

Según Grassley, Agrawal no respondió a la carta, citando un litigio con Musk.

Fuente: Reuters