Es probable que una orden de Estados Unidos para prohibir las exportaciones de algunos chips avanzados a China afecte a casi cualquier empresa tecnológica importante que opere nubes públicas o módulos avanzados de capacitación en inteligencia artificial en el país, aseguran expertos.

El diseñador de chips Nvidia Corp dijo el miércoles que los funcionarios estadounidenses le dijeron que dejara de exportar a China dos de los principales chips informáticos para trabajos de IA.

Asimismo, Advanced Micro Devices también indicó que recibió nuevos requisitos de licencia que impedirán que su chip de IA avanzado llamado MI250 se exporte a China.

Shu Jueting, portavoz del Ministerio de Comercio de China, dijo este jueves que Beijing se opone a las medidas, diciendo que socavan los derechos de las empresas chinas y amenazan con interrumpir las cadenas de suministro globales.

Las órdenes subrayan la profundización de las tensiones entre Estados Unidos y China por el acceso a la tecnología avanzada de chips.

«Pasaremos de bloquear el suministro de ciertas empresas estadounidenses a una determinada empresa, como fue el caso de Huawei, a prohibir la venta de ciertos productos estadounidenses a China», aseguró Jay Goldberg, director ejecutivo de D2D Advisory, una consultora de finanzas y estrategia.

El peor de los casos sería que Washington ampliara la prohibición para bloquear a los fabricantes de chips por contrato como Taiwan Semiconductor Manufacturing Co y Samsung de fabricar chips para diseñadores de chips chinos, dijeron los analistas de Jefferies en una nota.

«Aún no hemos llegado allí, y es probable que Estados Unidos evalúe la efectividad de cada paso incremental antes de considerar una acción drástica», agregó.

Los observadores del mercado dicen que es probable que la última prohibición afecte a una gran cantidad de empresas tecnológicas chinas, incluidos gigantes como Alibaba Group Holding Ltd, Tencent Holdings Ltd, Baidu Inc y Huawei Technologies Co Ltd.

Jefferies añadió que las empresas afectadas podrían confiar en los servicios en la nube de Google de Alphabet Inc o AWS de Amazon Inc para desarrollar software de inteligencia artificial y exportarlo a China, o usar múltiples chips de gama baja para replicar el poder de procesamiento de los chips prohibidos de alta gama.

Un ex miembro del personal senior de AMD en China dijo que las restricciones no impedirán que las empresas tecnológicas chinas avancen en su investigación de IA, pero harán que la investigación sea más costosa y menos eficiente a corto plazo.

«Es un impacto en los recursos. Seguirán trabajando en los mismos proyectos, seguirán avanzando, simplemente los ralentiza», indicó a Reuters.

Alibaba, Tencent y Baidu no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios de Reuters. Huawei se negó a comentar.

Los chips Nvidia y AMD a los que se dirige Washington se utilizan para aplicaciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático, en particular para la construcción de módulos de capacitación para tareas como el procesamiento del lenguaje natural.

Estos módulos también podrían ser útiles para los militares en el modelado de simulaciones de bombas y el diseño de armas.

Goldberg de D2D dijo que hay pocas empresas chinas que podrían ofrecer chips para reemplazar los de AMD y Nvidia rápidamente y que las restricciones probablemente generarían más fondos para las nuevas empresas de chips nacionales para reducir su brecha con las empresas estadounidenses.

China alberga una serie de nuevas empresas que aspiran a fabricar chips que puedan competir con Nvidia y AMD. Muchos fueron fundados por ex empleados de esas empresas, aunque pocos han alcanzado una escala significativa.

Las acciones de los fabricantes chinos de chips de inteligencia artificial Hygon Information Technology Co y Loongson Technology Corp subieron este jueves un 10 % y un 6 % respectivamente.

La semana pasada, Biren, una empresa fundada por ex alumnos de Nvidia y Alibaba, presentó un chip de 7 nm que, según los expertos, marca un progreso notable para el sector de chips de China.

«Hay varias docenas de empresas de chips chinas que trabajan en todos los tipos de aceleradores de IA, y sus libros de pedidos se llenarán mañana», dijo Goldberg.

Fuente: Reuters