Micron Technology Inc invertirá unos 15.000 millones de dólares durante los próximos 10 años en una nueva planta de fabricación de chips de memoria en Boise, Idaho, donde tiene su sede, anunció la compañía este jueves.

La inversión tiene en cuenta las subvenciones y créditos federales previstos en virtud de la Ley CHIPS y de Ciencias y creará 17.000 puestos de trabajo para finales de la década.

El presidente Joe Biden firmó el mes pasado un proyecto de ley para proporcionar 52.7 mil millones de dólares en subsidios para la producción e investigación de semiconductores y para impulsar los esfuerzos para hacer que Estados Unidos sea más competitivo.

“El anuncio de hoy de Micron es otra gran victoria para Estados Unidos”, dijo Biden en un comunicado. «Fabricaremos vehículos eléctricos, chips, fibra óptica y otros componentes críticos aquí en Estados Unidos y tendremos una economía construida desde abajo hacia arriba y hacia el medio», agregó.

Micron no proporcionó detalles sobre la capacidad de la nueva instalación o el tipo de chips que producirá.

La expansión llega en un momento en que Micron ha recortado su pronóstico de ingresos para el cuarto trimestre debido a la débil demanda. Peer Seagate Technology Holdings también ha recortado sus expectativas para el primer trimestre.

«Micron está jugando dentro de las reglas de lo que el gobierno de los EE.UU. quiere que haga, que es construir fábricas (instalaciones de fabricación) en los Estados Unidos», indicó Kinngai Chan, analista de Summit Insights Group.

La compañía tiene planes de invertir 40 mil millones de dólares hasta el final de la década para construir instalaciones de fabricación en Estados Unidos en múltiples fases para respaldar sus sitios en Japón, Taiwán, Singapur y una instalación más pequeña en Manassas, Virginia.

Fuente: Reuters