Los hackers chinos han robado decenas de millones de dólares en beneficios de ayuda por el COVID de Estados Unidos desde el año 2020, informó el lunes el Servicio Secreto.

El Servicio Secreto se negó a proporcionar detalles adicionales, pero confirmó un informe de NBC News que decía que el equipo de piratería chino que supuestamente es responsable es conocido dentro de la comunidad de investigación de seguridad como APT41 o Winnti.

APT41 es un prolífico grupo de ciberdelincuentes que ha llevado a cabo una combinación de intrusiones cibernéticas respaldadas por el gobierno y violaciones de datos motivadas financieramente, según los expertos.

Varios miembros del grupo de piratería fueron acusados ​​en 2019 y 2020 por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por espiar a más de 100 empresas, incluidas empresas de desarrollo de software, proveedores de telecomunicaciones, empresas de redes sociales y desarrolladores de videojuegos.

“Lamentablemente, el Partido Comunista Chino ha elegido un camino diferente para hacer que China sea un lugar seguro para los ciberdelincuentes siempre que ataquen computadoras fuera de China y roben propiedad intelectual útil para China”, dijo en ese momento el exfiscal general adjunto Jeffrey Rosen.

La embajada china en Washington no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Fuente: Reuters