La Corte Suprema de Estados Unidos se negó el lunes a escuchar una oferta de Centripetal Networks Inc para restablecer la mayor adjudicación en la historia de la ley de patentes de Estados Unidos, 2.750 millones de dólares, que pagará Cisco Systems Inc en una disputa de patentes de ciberseguridad.

Los jueces rechazaron la apelación de la empresa de seguridad cibernética Centripetal, con sede en Reston, Virginia, de la decisión de un tribunal inferior de negar el premio después de que el juez que presidió el juicio revelara que su esposa poseía acciones de Cisco por un valor de 4,688 de dólares.

Los conflictos de intereses judiciales han atraído una mayor atención desde que el Wall Street Journal informó el año pasado que docenas de jueces federales habían violado la ley federal al escuchar demandas que involucraban a empresas en las que ellos o sus familias poseían acciones.

Centripetal demandó a Cisco en un tribunal federal de Virginia en 2018, acusándolo de infringir patentes relacionadas con la tecnología de seguridad de red de Centripetal.

El juez federal de distrito Henry Morgan, quien murió en mayo de este año, dictaminó en 2020 después de un juicio sin jurado que la empresa de tecnología Cisco, con sede en San José, California, había infringido las patentes. El juez otorgó a Centripetal 1,900 millones de dólares en daños más regalías que, según Cisco, aumentaron el total a más de 2,700 millones.

Morgan les dijo a las compañías antes de emitir su fallo que su esposa poseía 100 acciones de Cisco, aunque no lo supo durante el juicio. Morgan dijo que no había influido en su manejo del caso y que ya había escrito la mayor parte del fallo y decidido «prácticamente todos los temas» antes de enterarse de sus acciones. El juez colocó las acciones en un fideicomiso ciego.

La Corte de Apelaciones del Circuito Federal de EE.UU., que se especializa en cuestiones de patentes, desestimó el laudo en junio y remitió la disputa a un nuevo juez en Virginia. El Circuito Federal encontró que Morgan debería haberse retirado del caso o asegurarse de que se vendieran las acciones.

El Circuito Federal dijo que dejar en pie la decisión del juez en el caso socavaría la confianza del público en el proceso judicial. También consideró irrelevante que Morgan dictaminara en contra de los intereses financieros de su esposa.

Centripetal le dijo a la Corte Suprema que Morgan había cumplido con la ley y que vender las acciones justo antes de dictaminar a favor de Cisco «resolvería un problema de apariencia de incorrección al crear otro».

Fuente: Reuters