Los bancos deberían tener más cuidado con los riesgos de fraude, la incertidumbre legal y las revelaciones engañosas de las criptoempresas, advirtieron los reguladores de Estados Unidos, solo dos meses después de que el colapso del exchange de criptomonedas FTX sorprendiera al mundo financiero.

En su primera declaración conjunta sobre las criptomonedas, la Reserva Federal, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) y la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) dijeron que les preocupaba la seguridad y solidez de los modelos comerciales bancarios que están altamente concentrados en las criptomonedas.

Los bancos que emiten o mantienen tokens criptográficos almacenados en redes públicas descentralizadas tienen «altas probabilidades» de ser inconsistentes con prácticas bancarias seguras y sólidas, agregaron los reguladores, lo que podría dar un golpe a los esfuerzos continuos de varios prestamistas para proporcionar servicios criptográficos a los clientes.

La declaración se produce después de meses de vacilación por parte de los reguladores para emitir una guía o reglas uniformes sobre las criptomonedas, incluso cuando los bancos han expresado su deseo de mayor claridad.

La OCC ha dicho anteriormente que los bancos deben obtener la aprobación regulatoria antes de participar en ciertas actividades relacionadas con las criptomonedas, como tener tokens en nombre de los clientes, mientras que la Reserva Federal ha dado instrucciones a los bancos para que notifiquen a sus supervisores antes de seguir adelante con cualquier esfuerzo relacionado con las criptomonedas.

Los reguladores dijeron que están supervisando los bancos que pueden estar expuestos a riesgos relacionados con las criptomonedas y están revisando cuidadosamente las propuestas de los bancos para participar en actividades de criptomonedas, según la declaración conjunta.

“Es importante que los riesgos relacionados con el sector de los criptoactivos que no se pueden mitigar o controlar no migren al sistema bancario”, dijeron los reguladores.

El pronunciamiento se produce cuando las empresas de activos digitales se enfrentan a colapsos de alto perfil, sobre todo el del criptointercambio FTX. El fundador Sam Bankman-Fried se declaró inocente de ocho cargos penales, incluido fraude electrónico y conspiración para cometer lavado de dinero, en un tribunal federal de Manhattan el martes.

La Fed, la FDIC y la OCC enfatizaron numerosos riesgos asociados con las criptomonedas, incluida la volatilidad de los mercados de activos digitales, el riesgo de contagio dentro del sector y una gestión de riesgos débil.

Los reguladores dijeron que emitirían más declaraciones sobre las actividades relacionadas con las criptomonedas de los bancos según lo justificado y que continuarían trabajando con otras agencias en cuestiones relacionadas con las criptomonedas.

Fuente: Reuters