El aumento de los precios del petróleo ha ayudado a la empresa de transporte Swvl, con sede en Dubái, a atraer clientes a medida que la gente en sus mercados más grandes, como Egipto y Pakistán, abandonan sus automóviles en favor de los autobuses, dijo a Reuters el director financiero, Youssef Salem.

Sin embargo, la compañía que cotiza en Nasdaq ha recortado agresivamente los costos y ha suspendido algunos planes de expansión comercial a medida que avanza hacia la rentabilidad el próximo año para apaciguar a los inversores a raíz de la inflación y las tasas de interés más altas.

«Para nosotros, el precio del petróleo y la inflación tienen dos impactos principales. Uno, muy positivo desde el punto de vista operativo y otro muy desafiante desde la perspectiva de los mercados de capital», dijo Salem en una entrevista.

Las reservas han aumentado un 40 % interanual en el primer trimestre a medida que los viajeros estacionan sus automóviles y toman un Swvl, dijo.

Pero la compañía recortó su plantilla en casi un tercio en mayo mientras reducía la expansión de su negocio de consumo en Jordania, Kenia y Argentina. Swvl también aumentó las tarifas entre un 10% y un 20% en los últimos 4 meses para mantenerse al día con los precios más altos de las materias primas, dijo.

Swvl opera una plataforma de transporte compartido para autobuses privados, similar al modelo de taxis de Uber, que ofrece horarios y rutas más flexibles que el transporte público y atiende a particulares, empresas y escuelas.

La compañía se hizo pública en abril después de una fusión con la compañía de adquisición de propósito especial (SPAC) respaldada exclusivamente por mujeres, Queen’s Gambit Growth Capital, que valoró a Swvl en alrededor de $ 1.2 mil millones.

Pero el precio de sus acciones ha perdido más del 75 % de su valor desde que muchas empresas de tecnología y criptomonedas tuvieron malos resultados en la turbulencia del mercado que condujo a las recientes subidas de tipos de interés.

Los rendimientos más altos atenúan el atractivo de las empresas de tecnología y otros sectores de alto crecimiento, donde los flujos de efectivo a menudo tienen una gran ponderación en el futuro y se reducen cuando se descuentan a tasas más altas.

Salem dijo que los requisitos de los inversores en el entorno actual son claros, incluido el flujo de caja libre y horizontes de tiempo más cortos, y han cambiado el juego para las empresas de tecnología que tradicionalmente han disfrutado de horizontes de tiempo más largos.

«A medida que aumenta el costo de los préstamos, el capital disponible para acciones de alto crecimiento como las nuestras se vuelve más limitado y costoso», dijo.

«Si algún mercado no será rentable para 2023, debemos cerrarlo ahora y relanzarlo en 2023 en lugar de utilizar capital adicional del mercado»

Con Reuters