La cuarta edición de la LAAD de Brasil, tradicional punto de encuentro de las áreas de seguridad pública y corporativa, abrió hoy sus puertas para exhibir las novedades del sector, que van desde cámaras infrarrojas hasta aparatos capaces de inhabilitar drones y espráis no letales para el uso civil

Habitualmente realizada en Río de Janeiro, la LAAD Seguridad aterriza por primera vez en suelo paulista, debido a la “representatividad” que tiene el estado de Sao Paulo para los sectores involucrados en la feria, explicaron los organizadores.

Según datos del Foro Brasileño de Seguridad Pública, Sao Paulo responde por unos 20.000 millones de reales (unos 5.863 millones de dólares) en inversiones anuales en la seguridad pública del país.

Una de las novedades presentadas en esa edición de la LAAD, una de las principales citas del sector en América Latina y que contó con la visita del ministro de Seguridad Pública de Brasil, Raúl Jungmann, es el espray PSI no letal, desarrollado por Poly Defensor y centrado en la defensa personal del público civil.

“Es un producto innovador, que no contiene pimienta en su formulación y permite el uso por cualquier ciudadano. Además, es un producto con un apelo humanitario muy grande”, explicó a Efe el fundador de la compañía, Agnaldo Coutinho.

Coutinho señaló además que, por ser producido a partir de compuestos naturales, como oleos y extractos vegetales, el espray tiene una “acción puntual y dirigida”, con un efecto “rápidamente reversible” y que no causa un “sufrimiento demasiado prolongado al agresor”.

Este año, la apuesta de Poly Defensor es el público femenino, ya que las mujeres son víctimas “más susceptibles” a agresiones, como violaciones y violencia doméstica.

“Lanzamos una línea orientada más a las mujeres y empezamos un programa de concienciación de que las mujeres también tenemos el derecho a la legítima defensa”, expresó la directora de comunicación de la compañía, Rosana Coutinho.

Ya el “francotirador de drones”, de la francesa ITHPP, consta de un dispositivo electrónico que permite la inhabilitación de aparatos electromecánicos, como los aviones no tripulados, pero que posibilita también la suspensión inmediata de motores de coches.

Otra de las propuestas de la feria son las cámaras infrarrojas, de la también francesa Infrared Systems y que detectan amenazas en espacios abiertos a través de un sistema que combina el modus operandi de un radar con las ventajas visuales del vídeo.

“Por medio de un sistema remoto, conectado a través de internet, logramos detectar, a través de un sensor de movimientos, los objetos, aparatos, vehículos e incluso personas cerca del local monitorizado y obtener informaciones en tiempo real”, explicó el director de ventas de la compañía, Cyril Marchebout.

A su vez, la empresa china Nuctech presenta sus soluciones para el control de drogas y objetos prohibidos en aeropuertos y cárceles, entre ellas, un escáner que permite identificar sustancias ilícitas almacenadas en el cuerpo humano.

“Es una tecnología bastante innovadora que de momento se utiliza en los presidios brasileños, porque en los aeropuertos aún no está legalizada. Con ella, los agentes policiales pueden identificar sustancias prohibidas, muchas veces acopladas dentro del cuerpo de los individuos”, declaró el consultor comercial de Nuctech, Tiago Willveit.

Con más de un centenar de expositores, 10 delegaciones oficiales y 8.000 visitantes, la LAAD Seguridad 2018 se celebrará en Sao Paulo desde hoy hasta el próximo jueves.

Con información El Economista América