Los aeropuertos parisinos Charles de Gaulle (noroeste) y de Orly (sur) han instalado tecnología de reconocimiento facial para reducir el trámite de control de pasaportes, informó este viernes la ministra francesa de Transporte, Elisabeth Borne.

De acuerdo a la terminal de Orly, el objetivo de este sistema es mejorar el flujo de paso para los viajeros y disminuir el tiempo de espera.

El grupo Aeropuertos de París (ADP), que dirige las tres plataformas aeroportuarias parisinas, precisó que en Charles de Gaulle se han incorporado 31 aparatos y en Orly otros 15.

La sociedad concesionaria da un paso adelante con este nuevo sistema que reducirá el tiempo a entre 10 y 15 segundos por persona, frente a los entre 30 y 45 segundos que tardan los controles por huellas dactilares.

Este método, que compara la fotografía de los que tienen un pasaporte biométrico con las características físicas del pasajero, cuenta además con la ventaja de que se puede aplicar al 40 % de los viajeros.

Por su parte, el reconocimiento digital está limitado al 10 % de los pasajeros, añadió el ADP, que para finales de año adelantó que habrá un total de 95 aparatos de reconocimiento facial en servicio.