Walt Disney afronta el cierre temporal de sus parques temáticos y la caída de sus visitantes por las restricciones para frenar la pandemia elevando el número de despidos de sus empleados hasta los 32.000, frente a los 28.000 anunciados el pasado mes de septiembre. El sector del ocio es uno de los más golpeados por la pandemia