Este martes los venezolanos buscaron rápidamente soluciones alternativas para continuar usando los programas de Adobe luego de que el desarrollador de software anunciara este lunes que cortaría el acceso a sus productos para los usuarios del país sudamericano, a raíz de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Varios profesionales venezolanos recurrieron a las redes sociales para argumentar que la medida de Adobe tendría un impacto devastador en los diseñadores y comercializadores independientes, que ya están luchando con un colapso económico hiperinflacionario, reseñó Reuters.

Por citar un caso: Gremiana González, estudiante de diseño gráfico en la Universidad de los Andes, explicó en Twitter cómo “descifrar cualquier aplicación en Creative Cloud”, refiriéndose a la variedad de programas de Adobe.

“En cierto modo va en contra de mis principios porque no estoy completamente de acuerdo con la piratería, pero en estas circunstancias o usas software pirateado o no comes”, manifestó González en un tuit. “Sé que, al igual que yo, muchos venezolanos dependen completamente del trabajo independiente, y la suite de Adobe es la más utilizada, mejor aclamada y más fácil de acceder”.

Adobe dijo que su software dejará de operar en Venezuela el 28 de octubre.

El economista venezolano Francisco Rodríguez, que lanzó una organización sin fines de lucro para ayudar a aliviar la crisis humanitaria de la nación, hizo circular una petición solicitando al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que emitiera una licencia que eximía a los proveedores de servicios de software de las sanciones.

“La decisión de Adobe de suspender los servicios en Venezuela ha revivido el debate sobre el impacto de las sanciones”, indicó Rodríguez en Twitter. “Pero tal vez estamos dejando de lado la pregunta más relevante: ¿qué podemos hacer para mitigar el impacto de estas medidas en los venezolanos?”

Para leer el artículo completo ingrese aquí