La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, presentó el viernes una demanda contra las autoridades canadienses luego de su detención el pasado 1 de diciembre.

A su vez, ese mismo viernes el Ministerio de Justicia de Canadá aprobó la tramitación de su proceso de extradición a Estados Unidos, de acuerdo a lo informado este lunes por medios de comunicación canadienses.

Las autoridades estadounidenses acusan a la firma china, dos compañías afiliadas y a Meng Wanzhou, de 13 cargos de fraude y conspiración para saltarse las sanciones a Irán, reseñó EFE.

Lea también: Huawei se prepara para demandar al Gobierno de EE.UU., según informe

Meng, hija del fundador de Huawei, alegó en su demanda que la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá, la Policía Montada y el Gobierno de Ottawa violaron sus derechos constitucionales cuando fue arrestada e interrogada en Vancouver.

Meng fue retenida cuando hizo escala en Vancouver de camino a México.

Los abogados de la ejecutiva china señalan que sufrió “angustia mental, ansiedad y pérdida de libertad” al ser detenida en el aeropuerto de Vancouver por tres horas sin ninguna explicación ni acceso a sus abogados.

La demanda explica que Meng fue retenida de forma intencionada con la excusa de una comprobación rutinaria “con el propósito expreso de obtener información que la Policía Montada, o el Departamento de Justicia de EE.UU., no creían que sería obtenida si la demandante fuese detenida de forma inmediata”.

Lea también: Huawei será procesado en un caso de fraude en Nueva York el 14 de marzo

La Policía canadiense se apropió de dos teléfonos móviles, un iPad y un ordenador de Meng y solicitó las contraseñas con las que ingresaron a su contenido.

El viernes, el Ministerio de Justicia de Canadá concedió el inicio de los procedimientos de extradición de Meng a EE.UU..

Wanzhou, que se encuentra en libertad bajo fianza y tiene prohibido abandonar su mansión en Vancouver, tiene previsto comparecer el próximo 6 de marzo ante el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica para iniciar el proceso de extradición.

El arresto de Meng ha profundizado la crisis en las relaciones entre Canadá y China.

Luego del arresto de Wanzhou en Canadá, Pekín detuvo el 10 de diciembre de 2018 a dos canadienses, el diplomático Michael Kovrig y el empresario Michael Spavor, bajo la acusación de poner en peligro la seguridad nacional china.

La agencia oficial de noticias de China, Xinhua, expresó este lunes que las autoridades chinas consideran que Kovrig robó secretos estatales con la ayuda de Spavor.