Sin duda, una de las películas que más encantó a los fanáticos del horror durante lo que va de año es The Black Phone, cinta que devuelve el estilo clásico del género pero dando un paso más allá. La magia detrás de todo fue gracias a Scott Derrickson, director que viene de cintas aclamadas como la primera Dr. Strange, Siniestro y algunas más.

Ante el éxito de su último trabajo, se le ha preguntado constantemente al cineasta si habrá algún tipo de secuela o similar, preguntas que se hicieron más frecuentes tras su declaración de estar interesado en una parte más. Así, hace poco mencionó que ya se encuentra en pláticas para que se vuelva realidad, mismas que van por un muy buen camino.

“Ya hay mucha conversación, mucha presión. Quiero decir, la película costó $18 millones y, en última instancia, probablemente ganará 160-170 millones de dólares en todo el mundo. Así que quieren otra. Por supuesto, deben hacerla” aseguró el director de la cinta.

Fuente: Atomix