Tres planes de datos de la compañía de telecomunicaciones venezolana Digitel quedaron excluidos de su oferta comercial por poca rentabilidad en la oferta.

El vicepresidente de Digitel, Luis Bernardo Pérez, aclaró en una entrevista radial que los servicios “Navega Full, Navega Plus, Navega Súper fueron eliminados, y que de ahora en adelante los clientes Digitel sólo tendrán los cupos de datos que su plan tiene, de allí en adelante se cobrará a tarifa de exceso”.

Una fuente de la compañía informó a Hormiga TV que la decisión se tomó para mantener un óptimo servicio ya que sus costos no eran rentables. “Un buen servicio se debe pagar y con 10 centavos de dólar no se puede mantener”. Según la fuente, el gigabyte tendrá un costo de 80.000 bolívares a partir de marzo dependiendo de las fechas de corte del cliente.

En Venezuela existe un férreo control de precios por parte del Estado a todas las empresas de telecomunicaciones haciendo que éstas se limiten a elevar sus costos correlativos al índice inflacionario de la nación petrolera.

Cerca del 90% de los insumos que sostienen a las infraestructuras de telecomunicaciones dependen de las importaciones, por lo cual, las compañías se ven obligadas a buscar precios más reales para mantener la oferta medianamente operativa en un mercado con escasez de divisas extranjeras.

Las empresas de telecomunicaciones que operan en el país sudamericano llevan varios años reclamando la liquidación de dólares. Antes de 2012, el sector representaba el 4% del PIB y sus márgenes de inversión superaban por operadora los $4.000 millones anuales.