En esta era digital, las grandes compañías tendrán un gran aliado para agilizar los trabajos repetitivos en un 45%, para el 2024 con una nueva herramienta DIGITAL COWORKERS, compañeros de trabajo en remoto que servirán de apoyo digital a los que los trabajadores que se encuentran en el espacio físico de trabajo podrán delegar tareas, en lugar de realizar el mismo tipo de actividad.
Según se ha informado, los nuevos modelos adaptados a la semipresencialidad transitarán alrededor del llamado ‘Trabajo smart’ o ‘Trabajo inteligente’, que aprovecha las ventajas de la automatización y consigue monitorizar la actividad del trabajador en remoto para aumentar su productividad y, según Cano, aumentar el ‘engagement’ con él.
El director de Análisis y Consultoría de IDC España, José Antonio Cano, confirmó la necesidad de dotar de seguridad al ecosistema de los trabajadores en un mercado donde el 90% de las empresas viven en un entorno híbrido de presencialidad y teletrabajo.