El segundo día de actividades durante el CES2021 tuvo especial énfasis en el cómputo. En especial el tradicional, el que está directamente ligado a las computadoras, tanto de escritorio como portátiles. No sólo fue intel y sus nuevos procesadores de 11ª generación.

Fue Nvidia con sus poderosas GPU, y AMD, que sigue en una lucha a diente apretado para liderar la computación personal. Como ya sabemos, la computación migró de ser un producto masivo, para la familia, a uno de nicho, donde los gamers tiene especial relevancia.

Por ello, productos como las Razer Blade o las nuevas Lenovo darán a los jugadores más motivos para seguir inmersos en su realidad.